Unos resultados extraordinarios requieren una mentalidad extraordinaria.

Salta los límites que te has puesto a ti misma y convierte tu proyecto en un negocio en mayúsculas. Descubre las 5 decisiones que puedes tomar ahora mismo para que tu negocio despegue por fín, aunque estés muerta de miedo.

¿Recuerdas la primera vez que pensaste cuánto tiempo tardarías en ganar dinero con tu negocio?

“El primer año, vivo de mis ahorros, el segundo, estaré facturando al menos para pagar las facturas de casa y el tercero ya estaré viviendo cómodamente de mi negocio”

Empezaste con ilusión, motivada y pensando que esos sueños que te parecían locos llegarían más pronto que tarde.

Han pasado varios años ya, las cosas van más lentas de lo que creías y tú sigues en el MISMO PUNTO: sin facturar lo suficiente para tener un negocio que sustente el estilo de vida que quieres.

Constantemente descargándote todo el contenido gratuito que encuentras, con la sensación de tener que tener que hacer un curso más o comprar la última herramienta que ha salido al mercado y planificando y planificando sin que nunca termines de hacer nada.

Lees, estudias e inviertes sin parar, pero no implementas.

Sigues inmersa en un mar de dudas, paralizada, sin una dirección clara y totalmente desconectada de lo que te hizo empezar con este sueño.

Pero te diré una cosa.

Crees que necesitas todo ese ruido de herramientas y recursos cuando en realidad no necesitas nada. Solo te necesitas a ti misma.

Tu mentalidad y tu foco son determinantes para hacer crecer tu negocio.

Todo está en tu cabeza:

La falta de claridad sobre lo que tienes que hacer los próximos meses.

La falta de enfoque en ese proyecto que a ti realmente te importa.

El no sentir que mereces que te paguen por tus servicios porque solo quieres ayudar a los demás.

Las dudas que tienes sobre si tu servicio es bueno o si la gente lo comprará...

En serio, todo está dentro de ti y no fuera.

Todos podemos tener ideas geniales, pero lo que ocurre después es lo que realmente importa.

Porque si no fuera así, todo el mundo que tiene dinero sería exitoso o las personas que tienen más conocimientos o las que tienen más contactos o las que no tienen hijos y tienen todo el día libre para ellas.

Y no es así.

Cuando vengan los días que en los que no paras de dudar de ti misma o cuando las cosas no salgan como esperas, no va a ser nada del exterior lo que te haga seguir adelante y superar cualquier barrera, sino tu propia identidad, tu manera de pensar, tus creencias, tus hábitos y el compromiso con tus sueños.

Por lo tanto, piensa una cosa

¿De qué te sirve tanta inversión de tiempo, dinero y energía si sigues anclada en la misma mentalidad de escasez y poniéndote barreras constantemente? 

Te crees que necesitas todo y en realidad no necesitas nada. Solo necesitas dar ese cambio. TU

La manera más fácil y rápida de hacer ese cambio de mentalidad y foco que necesitas es que un mentor te lleve de la mano.

Alguien que haya vivido lo que tú estás viviendo ahora, que comprenda tu viaje y que te lleve directo y con confianza hacia tus objetivos.

¿Te imaginas el cambio que puede dar tu vida y tu negocio al ir de la mano de alguien que sabe lo que hace, en lugar de ir a ciegas, por tu cuenta, probando, equivocándote y volviéndote a equivocar?

"gema mano apoyada cara"

Estoy aquí para impulsar tu transformación y la de tu negocio y sacar a relucir tu verdadero potencial.

Soy Gema Rudilla, coach certificada y experta en trabajar la mentalidad y la planificación estratégica de mujeres emprendedoras que se encuentran atascadas en sus negocios y quieren más impacto, más propósito y más resultados.

Con mi programa de mentoría ayudo a mis clientas a definir claramente sus objetivos de vida y de negocio, a planificar estratégicamente todo lo que va a ocurrir el próximo año, a aumentar su confianza, a desarrollar una mentalidad de crecimiento y a generar resultados rápidamente.

Para todas esas mujeres y para ti estoy aquí.

Esto es lo que dicen de mí las personas que he ayudado