dueña-de-tu-futuro

Una de las cosas que aprendí cuando dejé mi empleo fijo y pasé por ese miedo aterrador a lo desconocido, es que nadie iba a hacerlo por mí.

Nadie.

Ni mi marido, ni mis hijos, ni mi familia, que tanto sufría al verme así, podía ayudarme a pasar por esa situación. Nadie podía decidir si cambiar de vida o seguir aguantando toda aquella situación era lo correcto o no.

Igual que ellos no pueden perder por mí los kilos de más que tengo después de los embarazos, ellos tampoco podían ponerse en mi piel y experimentar lo que yo sentía.

(más…)


post-no-elegir-vida-15-cosas

Sé que sabes qué te ocurre. No estás eligiendo la vida que quieres.

Que te encuentras cansada, tanto física como mentalmente pero tu día a día sigue igual.

Bueno, tal vez no igual, porque cada día estás más enfadada contigo misma, más inaguantable y todos a tu alrededor te preguntan qué te pasa.

  • Jolín, ¡ya lo sabes!
  •  “No me gusta mi trabajo, me aburre, no aguanto a mi jefe y puede que tampoco aguante ya a mis compañeros. No tiene nada que ver conmigo, ni con mis valores. Y aquí estoy, sin poder decir nada a nadie porque la mayoría de personas no siguen sus sueños”

(más…)


post-PAS-NO-TE-COMPRENDEN

¿A veces  te sientes tan incomprendida que no sabes qué hacer ni con quién hablar?

¿Necesitas que alguien te escuche y entienda esa tristeza, ese bloquedo que no te deja avanzar?

¿Por qué el mundo no comprende que, a pesar de tener trabajo y probablemente de ser el que tu has estudiado y elegido, ya no te llena?

¿Tán díficil es que entiendan que quieres sentirte viva, con energía y creativa , que quieres tener un trabajo con mayor libertad para diseñar el estilo de vida que deseas?

No lo sé, pero…

O estás loca o el mundo se ha vuelto loco.

(más…)


seguridad-laboral

Hace unos días estaba leyendo el sumario de un libro que quería comprar titulado “Cambiar o Morir” de  Alan Deutschman que decía:

“¿Qué pasaría si usted tuviera esa opción? Estamos hablando de vivir o morir realmente ahora. De su propia vida y muerte.

¿Qué pasaría si alguien bien informado, de confianza y con autoridad, le dijera que usted tiene que hacer cambios difíciles y duraderos en su manera de pensar, sentir y actuar, y si no los hace morirá pronto, mucho más pronto de lo necesario?

¿Podría cambiar tratándose de un asunto de vida o muerte?”

 

Dije, por supuesto.

Y en este momento me acordé cuando yo me encontraba triste, incomprendida, con dudas porque no sabía cómo cambiar mi vida y hacer lo que me apasionaba.

Y me pregunté: (más…)